17.5 C
Chilpancingo
sábado, 24 julio , 2021

Mirada Interior – Isaías Alanís

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

El elegido

Razón de amor: Juan Pablo Leyva y Córdoba

- Patrocinado -

Isaías Alanís

Como era de esperarse la vieja noticia anunciada meses atrás, en la carrera por la Presidencia algunos de los suspirantes se quedaron en el camino. A Osorio Chong, pese a ser el mejor posicionado, lo botaron por José Antonio Meade Kuribreña. Hombre cercano a los tecnócratas y a Luis Videgaray. En la burbuja pinolera se planea lograr una tétrada en el poder con Videgaray Caso como el verdadero orquestador que detrás de él tiene a Pedro Aspe y a Carlos Salinas que ya colocó en Hacienda a su concuño José Antonio González Anaya, que ocupó hasta ayer el negocio privado de Pemex.
Los políticos priistas podrían estar molestos, pero es un acuerdo de conveniencia, ellos manejan la economía y los grandes negocios globales, como el petrolero, a su antojo y con las transnacionales, los viejos priistas se hacen cargo del negocio de la política y sus millonarias ganancias en los estados.
El ritual dinosáurico es muy simple, en el siglo pasado se acostumbraba que el presidente elegía a su sucesor y la entonces poderosa central obrara, CTM, y su líder sempiterno Fidel Velázquez enfundado en sus viejos lentes negros declaraba que el sector obrero apoyaría al candidato del tricolor. Seguían la CNC, la mujer, los jóvenes, la CNOP. El no priista Mid, siguió el ritual y visitó a los sectores del viejo tricolor y posteriormente a la bancada del que no es su partido. Seguirá en esta pasarela, banqueros, empresarios, medios de comunicación y uno que otro colado con interés de participar en el pastel. ¿Qué ha cambiado en México? Nada.
Curiosamente al elegido lo nombró Luis Videgaray, el presidente jugó un papel estratégico de “second” para no quemar al candidato antes de salir a escena por la mala fama de EPN.
Meade Kuribreña es un símbolo de impunidad, ultra conservador, la tapadera de todas las transas desde Calderón y antes con el FOBAPROA. Es un probado hombre de aparente honestidad que no lo es. Por él han pasado todos los escándalos. Secretario de Energía y Hacienda con Calderón. Canciller, Desarrollo Social y de nuevo Haciendo con EPN. Durante sus gestiones México ha temblado. Lo malo es que en esa responsabilidad ha visto pasar y encubrir los más intensos negocios ilícitos guardados en el arcón de las mentiras del gobierno federal.
Nadie como él, guardián de los secretos presidenciales de Calderón y EPN. Para nadie es un secreto que Meade conoce profundamente la corrupción que ha solapado y de la cual ha sido cómplice, por tanto no hay ninguna sorpresa su designación, y el ruido mediático y partidista que le han hecho, es la misma gata nomás que despintada.
El tricolor nunca va cambiar hasta que se den cuenta que cambiaron el liberalismo social mexicano por cuentas de cuentas de vidrio modernizadas y desnacionalizadoras, en un espacio donde se tuerza la democracia para fingir recambio de siglas a medias, como sucedió con Fox y Calderón. Meade, como secretario de Hacienda y después de Desarrollo Social, supo y llegó a la profundidad de la estafa maestra, igual en lo referente al escándalo de Odebrecht, por citar solo dos casos emblemáticos de corrupción. ¿Qué le puede esperar a los mexicanos? Porque además todavía no es presidente y los medios lo manejan como si ya fuera. Qué aburrida República bananera, qué despilfarro de millones de dólares en la próxima campaña, qué frutos secos cosecharán los mexicanos y qué jugosos frutos la delincuencia de cuello blanco, y la alternativa que tiene ahora los medios para ya no sólo financiar campañas, si no colocar en lugares claves a los suyos.
Mid es un señuelo, el verdadero dueño del poder, se ríe a carcajadas de nosotros.

RAZÓN DE AMOR

- Patrocinado -

Y en medio de tanta alharaca hay que hablar de la poesía. El próximo jueves 30 de noviembre en el lobby del Centro Cultural “Ignacio Manuel Altamirano” se llevará a cabo la presentación del libro escrito por Juan Pablo Leyva y Córdoba, Razón de amor. ¿Por qué un libro de poesía lleva este título cuando el amor se precia de ser el espacio de la revelación y la sin razón? Juan Pablo marca en su ruta de navegación amorosa un caudal de metáforas que nos conducen por el camino del erotismo y la renunciación a él. Su poesía ronda los límites del sacrilegio y los umbrales de la pasión. No hay razón de amor para no tener la sin razón de amar y amar sin razón. Doble juego de una revelación instantánea, eterna y finita. Entrega sagrada y terrestre. Balbuceo del amor contante más allá de la muerte y un final perdido entre las cenizas del verbo. Juan Pablo se hunde, se sumerge en las entrañas de la carne y su espíritu. Bucea con la intención de encontrarse y encontrarla. En la fluidez está la fijación de los instantes y Juan Pablo los detiene, los fija y atesora en una razón de amor que nos devuelve su contrario, aquello que Gerard de Nerval encontró en la luz y el albedrio de la oscuridad de la mujer amada. Cuerpo del deseo y deseo sin cuerpo del deseo. Libro para leerse a media luz. Libro de luz para la oscuridad del amor. Libro escrito con la misma pasión que le dio vida y el albedrio para desmitificar al erotismo y consumarlo en unas cuantas palabras, que en la voz poética de Juan Pablo tienen una razón de amor para asemillar la sin razón, el doble juego de la pasión y la locura sagrada de su disipación.
La presentación de Razón de amor será el jueves 30 de noviembre a las doce del día en el Centro Cultural “Ignacio Manuel Altamirano”. Allá nos vemos. Comentan el libro, Mauricio Leyva y el que esto escribe.

Déjanos tus comentarios

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -
Déjanos tus comentarios