18.9 C
Chilpancingo
miércoles, 17 agosto , 2022

Averígüelo Vargas – Enrique Vargas

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

José Antonio Meade, virtual candidato del PRI a la Presidencia.—Recibió el aspirante el respaldo de la CTM, encargada siempre del “destape”.—Aurelio Nuño se haría cargo de la campaña presidencial

Enrique Vargas

- Patrocinado -

Ya se da como un hecho que el ex secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, será postulado candidato del PRI a la Presidencia de la República, la que se ve como la decisión más apropiada e inteligente, porque es quien tiene las mayores posibilidades de ganar esa contienda y relevar en Los Pinos y Palacio Nacional al presidente Enrique Peña Nieto.
Meade no es militante priista, aunque haya trabajado con el presidente priista, pero también fue funcionario con el presidente panista Felipe Calderón Hinojosa, ya que también estuvo en Hacienda, por lo que será un candidato externo, lo que ya se tenía previsto por el priismo nacional que decidió hace meses cambiar los estatutos de su partido para permitir un caso como el que se presenta ahora.
El ahora ex secretario de Hacienda ya presentó su renuncia y se reunió con sus colaboradores para pedirles seguramente que sigan trabajando con el nuevo titular de la dependencia, José Antonio González Anaya, quien ocupaba la dirección de Pemex, lugar que ahora será cubierto por Carlos Alberto Treviño Medina.
Meade se identificó siempre como amigo de su antecesor en la SHCP, el priista Luis Videgaray, por lo que se comenta que esa relación cercana ayudó mucho a que llegara a la candidatura que está por alcanzar en unas semanas más, mientras se cumple con la liturgia correspondiente y con los plazos establecidos en el calendario electoral.
José Antonio Meade se ha caracterizado por ser un funcionario muy apegado a sus labores y por actuar con la mayor responsabilidad y conocimiento profundo de los temas financieros que le correspondió manejar en los dos sexenios recientes, el de Calderón y el de Peña Nieto, aunque en este caso sólo estuvo durante menos de un año al frente de esa dependencia.
Sin embargo, se le ve como una propuesta de alto nivel, tanto por su desempeño oficial, como porque se mantuvo alejado siempre de las acciones que lo encaminaran a la postulación, es decir que a diferencia de otros aspirantes no participaba en la “grilla” para destacar.
A estas alturas se le reconoce como la mejor propuesta del PRI para ir a la contienda en la que espera retener la titularidad del Ejecutivo federal, para darle continuidad y seguimiento a las reformas iniciadas por Peña Nieto, que consideran indispensables para que el país se modernice y pueda avanzar en mejores condiciones en el ámbito internacional.
Meade es visto como el candidato que puede vencer sin mayores problemas a sus contrincantes del frente PAN, PRD, MC y al candidato eterno, que se autopostulará con su propio partido Morena, Andrés Manuel López Obrador.
Está claro que El Peje ha perdido gran parte del apoyo que tuvo en los dos pasados procesos electorales y en la contienda contra Meade, la lucha será mayormente en beneficio del abanderado priista, porque es gente seria, mejor preparada, a diferencia del populista que lo habrá de enfrentar, a quien ya anticipan se negará a presentarse a un debate con el priista, porque hay una gran diferencia en la preparación personal y la experiencia de gobierno, y porque el aspirante del tricolor tiene una amplia aceptación en todos los sectores, porque es visto como la propuesta más sólida para llevar a México adelante y hacer el mejor gobierno, sin excesos ni extremismos de ningún tipo, como sí lo propone el populista que va a su tercera elección, pero que cada día que pasa pierde credibilidad porque tiene mucho la imagen del merolico que va por las plazas ofreciendo milagros, pero sin contar con la solidez y la preparación personal que genere la confianza necesaria.
RECIBIÓ EL ASPIRANTE EL RESPALDO DE LA CTM, ENCARGADA SIEMPRE DEL “DESTAPE” José Antonio Meade se reunió con los dirigentes de la CTM, encabezados por el líder nacional, Carlos Aceves del Olmo, sucesor de Fidel Velázquez, quien se mantuvo durante décadas al frente de esa central obrera, que es el sector más fuerte dentro del priismo nacional, por lo que le correspondía “destapar” al candidato presidencial, lo que hacía el viejo Fidel, quien dirigía buena parte del proceso de designación del abanderado tricolor, pues en ocasiones les advertía a los aspirantes que andaban inquietos: “el que se mueve no sale en la foto”, para hacerlos esperar los tiempos marcados por el priismo nacional y el Presidente de la República.
ESTA CLARO QUE MEADE dejó atrás sus competidores, el principal Miguel Ángel Osorio Chong, José Narro Robles y Aurelio Nuño Mayer, aunque también se mencionó a Enrique de la Madrid.
Todos ellos ya manifestaron su conformidad con la propuesta de Meade y su decisión de colaborar para que gane la contienda constitucional.
AURELIO NUÑO SE HARÍA CARGO DE LA CAMPAÑA PRESIDENCIAL.— Ahora se espera que Aurelio Nuño Mayer, presente su renuncia a la Secretaría de Educación Pública (SEP) para hacerse cargo de dirigir la campaña presidencial de su compañero del gabinete presidencial, lo que implica una elevada responsabilidad, porque tendrán que hacer una campaña que llegue a toda la gente y la convenza que Meade representa la mejor oportunidad para que el país siga avanzado, sin caer en el riesgo del populismo peligroso o de aceptar un retroceso con un posible candidato panista o sumirse en la incertidumbre con un candidato del PRD.
Meade y Nuño representan la nueva cara del priismo nacional, porque con gente con un elevado nivel académico, con maestrías y doctorados en las universidades más prestigiosas del Estados Unidos, por lo que integran la avanzada de la política nacional e internacional, que se caracterizan por la especialidad en temas financieros, económicos y de mercado, ya que hay que enfrentar situaciones importantes como la continuidad o la suspensión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y las relaciones con la Comunidad Europea, que puede servir como sustituto en caso de que el TLC se cancele o se modifique en puntos importantes.
La decisión presidencial-priista de postular a Meade, hace que la contienda se incline favorablemente hacia ese candidato y el partido que lo eligió como su abanderado, de modo que se abre la certeza de que El Peje López Obrador se quedará nuevamente en la orilla del camino y que el candidato común del PAN-PRD, muestre que no es su tiempo, porque no tienen mucha tela de donde cortar, porque sería el perredista Miguel Ángel Mancera o la independiente Margarita Zavala, si es que logra juntar las firmas suficientes, o El Bronco gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón.
[email protected]
[email protected]

- PUBLICIDAD -

2 COMENTARIOS

Comments are closed.

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -