18.7 C
Chilpancingo
martes, 27 octubre , 2020

Mirada Interior – Isaías Alanís

Te recomendamos

Grupo de Evodio dirige al PRD en Chilpancingo y en Acapulco

* Bulmaro Cabrera y Francisco Vergara asumen las dirigencias en ambos municipios, respectivamente Gilberto...

Hay riesgo de rebrote de contagios, advierte Astudillo

* El gobernador informó que “hay varios estados en línea nuevamente ascendente en el número de contagios”...

AMLO contradice a López Gatell; no hay rebrote de COVID-19

El presidente presumió que incluso Chiapas podría bajar a verde en el semáforo epidemiológico, mientras que...

Pide Evodio Velázquez sancionar a Morena por los espectaculares de Pablo Amílcar Sandoval

“Nosotros denunciamos desde el primer momento que se estaba haciendo una campaña anticipada”, afirmó el exalcalde...

Guerrero sigue en naranja hasta el 8 de noviembre

Héctor Astudillo dijo que se mantendrán las medidas relacionadas con el aforo mínimo en centros comerciales,...
- PUBLICIDAD -

 

* Nadie entiende nada

- Patrocinado -

* Uso y abuso del lenguaje

 

Isaías Alanís

- Patrocinado -

 

Con cambios tardíos y a modo de la clase política, el presidente EPN, intenta “oxigenar” su gabinete. La bocanada de aire contaminado tiene en Juan Antonio González Anaya, doctor en Economía por Harvard e ingeniero por el ITM, a una pieza del salinismo. González Anaya se inicia bajo las órdenes de José María Córdoba Montoya y lo más quisquilloso es que es concuño de Salinas de Gortari. El círculo familiar se cierra para partirle su máuser al petróleo. La llegada de José Narro, a Salud, y la de Mikel Arriola Peñaloza al IMSS, estaban cantadas.

El nombramiento del concuño de Salinas, Juan Antonio González Anaya es una muestra de para donde apuntan los relojes para el 2018 y el futuro de Pemex, en manos de extranjeros y de la familia sagrada salinista ligada en inversiones petroleras al clan Bush y a la OHL.

- Patrocinado -

Y en esa tesitura de mudanzas del gabinete, Virgilio Andrade, el secretario de la Función Pública de caricatura, le da una salida anunciada a los enredos del escape del ‘Chapo’; el muñeco de trapo y caireles en la frente informó que por órdenes superiores, diez funcionarios menores de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, serán exonerados e inhabilitados por diez años. O sea, porque si se sigue la cuerda, la salida del ‘Chapo’ llega muy alto en la línea de mando que va de Gobernación al Cisen, Policía Federal, los mandos del sistema carcelario de México y obviamente a los encargados de la seguridad interna de Almoloya.

Por tanto, la “peli” de Kate del Castillo sobre la vida del ‘Chapo’ va “pa’lante” y no hagan olas mediáticas para tapar cientos de hoyos que la primera venida del sumo pontífice Francisco no habrá de tapar.

 

USO Y ABUSO DEL LENGUAJE

 

Herbert Marcuse, filósofo alemán de vasta obra en el campo de la sociología y crítico del mundo moderno perteneciente al círculo de  Frankfurt, y leído en la década de los setentas en su obra más conocida, El hombre unidimensional, está a tono con el tiempo mexicano. La crítica que hace Marcuse radica en que el hombre unidimensional es víctima de sus propias limitaciones y de una opresión superlativa. El deceso del movimiento obrero y la posterior caída del socialismo en la ex URSS –que Marcuse no presenció pues murió en 1979—, fue vaticinado por el alemán, quien anunció la desaparición del proletariado como figura central del cambio y revolución, y auguró que los movimientos antisistémicos son arrollados por la sociedad moderna de un capitalismo salvaje, destructor y destinados a servirle a los propios opresores que se valen de ellos para maquinar toda clase de atropellos a la humanidad.

En este libro Marcuse toma un ejemplo simple: “la gente se a acostumbra a decir la OTAN, sin saber su significado de las siglas y el origen de este tratado y las condiciones históricas en qué y cómo nació…”.

Esta aseveración me lleva a cuestionar el uso y abuso del lenguaje retórico. En México, esta crítica unidimensional es al revés. ¿El PRD, sabrá que de un partido opositor sistémico se ha convertido en un partido adlátere del poder?, por ejemplo.

O el lenguaje trillado de los políticos mexicanos de todos los partidos que se les llena la boca de florituras al pronunciar la palabra: “Tema”, “tejido social”, “Ruta”, por citar sólo tres palabras del minusválido léxico de los que no leen, y en el face y tuiter escriben con faltas de ortografía renglones de cuatro líneas y utilizan caritas para demostrar placer y aburrimiento.

Todo es “tema” y “ruta”, la muerte, la vida, las cañerías del sistema, el limbo de políticos exonerados como Moreira, la pobreza, el gol de ‘Chicharito’, el Super Bowl, la caída del peso frente al dólar, la corrupción, la narcoempresa, los hoteles de paso y el rebozo de bolitas de doña Chonita, ¿el ajuste al gasto anunciado por Videgaray es “tema” o “ruta”?

Pero ¿Cuál es el tema del tema? La unidimensionalidad aquí es patética. No sólo por la pobreza del lenguaje, sino porque a partir de una sola palabra se crea un universo polisémico inexistente. Empresarios, doctos comentaristas de radio y televisión, usan cada dos palabras el vocablo “Tema” que es redondo como el universo y para variar, por ejemplo, ¿podrían buscar otro sinónimo y usar “tópico”?

No se diga de “Tejido social”. ¿Qué chingaos es eso? Se los dejo de tarea para no escribir aquí una definición obtusa. Y también, “ruta”.

La pobreza lingüística del emisor es semejante a la pobreza de sus argumentos.

Cada vez que escucho: “el tema del narcotráfico es un tema que compete a muchos temas, y entre más temas se junten tendremos otros para charlar de ese y otros temas que tratar tema por tema y escoger la “ruta”…”. O esta perla: “hay que unir el tejido social, recuperarlo, resarcirlo, unirlo, pegarlo y armonizar la economía con la nueva constitución del tejido social, recuperar la gobernabilidad y frenar la violencia y los sacrificios inesperados y colaterales que han roto al tejido social en su conjunto y parte por parte y la calidad de vida de las redes que conforman el tejido social”.

La trilogía sagrada del silabario nacional se condensa en tres esencias lingüísticas: la ruta, el tema y el tejido social. ¿Qué diría a todo esto Marcuse?

 

DE REOJO

 

Suena extraño, pero suena. Las recientes declaraciones de Celestino Cesáreo Guzmán, presidente del comité estatal del PRD en Guerrero son premonitorias y audaces.

Sin rodeos, expresó que los perredistas de Guerrero van a votar por AMLO para el 2018. Esta declaración le cayó como balde de agua fría a los Chuchos, enemigos jurados de López Obrador. Jesús Zambrano lo comentó el año pasado, que jamás irán en alianza con AMLO. ¿Qué está pasando en el PRD? Cesáreo Guzmán, también a manera de puntilla al toro agonizante dijo: “No vamos a ser esquiroles que dividan a la izquierda…”. ¿Es el principio de una desbandada de militantes perredistas a Morena?

Déjanos tus comentarios

- PUBLICIDAD -

2 COMENTARIOS

Comments are closed.

Últimas Noticias

Organizan misa y oraciones para pedir por la salud del rector Javier Saldaña

Los universitarios enviaron mensajes de “plegarias por la pronta recuperación de nuestro rector”, “esperamos su pronta recuperación” Jesús...

Cálmense, pide Félix Salgado a adelantados (Entrevista)

El controvertido senador con licencia habla de su pasado como periodista y como perredista; expresa su respaldo a la desaparición de...

Antonio Gaspar lleva obra pública a colonias de Chilpancingo

El alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, acompañado de la regidora de Hacienda, Blanca Alicia Camacho de la Cruz, inauguró el drenaje...

Denuncian detención ilegal de un presunto implicado en asesinato de la niña Ayelin Iczae

* Madre y esposa de Juan Pablo de la Cruz se quejan por las irregularidades durante aprehensión y posterior puesta a disposición...
- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -
Déjanos tus comentarios