Alejandro Gómez

 

Militantes y “liderazgos” priistas que en esta elección se sintieron ofendidos o afectados en sus intereses particulares, al no verse beneficiados con candidaturas para competir por la alcaldía taxqueña, “voltearon bandera”, promovieron el voto (minoritario) a favor de Morena, fueron desleales y traicionaron al PRI y será ese partido quien haga el cobro de factura correspondiente, indicó el ex candidato de la alianza “Fuerza y Corazón por Taxco” a la presidencia, Venancio Díaz Arroyo.

El ex abanderado de la coalición PAN-PRI-PRD, lamentó ese tipo de actuaciones y acciones contrarias a los principios y estatutos del tricolor por parte de quienes en su momento fueron beneficiados con candidaturas a la alcaldía y diputaciones, los cuáles “por despecho” demostraron una vez más su falta de identidad partidista, deslealtad y traición hacia el instituto que les ha dado mucho y que hoy en día al no obtener beneficios abandonaron a su agrupación y no al candidato.

“Sin pelos en la lengua podemos decir que esas situaciones fueron muy vistas durante la campaña; en el tricolor ya se sabía de esa traición y del cobijo que esos personajes buscaron en Morena al no obtener la
candidatura a la presidencia municipal”, apuntó Díaz Arroyo, al sostener que el PRI tiene su propio análisis de lo ocurrido el 2 de Junio y cobrará factura cuando venga otro proceso electoral, donde podrá refrescar la deslealtad y traición de quienes buscan intereses económicos y de poder.

Consideró triste y preocupante lo ocurrido al interior del priismo en Taxco, porque nuevamente esos conocidos militantes mostraron su obsesión por las candidaturas para satisfacer sus intereses y evidenciaron su falta de respeto a la institución a la que le dieron la espalda, por no obtener la postulación para aminorar su ansiedad de poder, por lo que decidieron “voltear bandera” y acercarse a Morena en una demostración de despecho, nulo amor al PRI y nulo amor al municipio.

Puntualizó que la traición de un grupo de priistas es un tema muy sonado y aunque quiso verse como un “secreto a voces”, la realidad es que se fueron a Morena donde por apariencia e interés fueron bien recibidos, pero cuando no vean satisfechos sus intereses particulares saldrá a flote nuevamente su falta de respeto, lealtad, principios políticos y aplicarán la misma medida que el 2 de Junio.  

Venancio Díaz Arroyo, sostuvo que la historia política juzgará la actuación y traición de los priistas y tendrá los elementos para cobrar las facturas que no tienen fecha de caducidad, debido a que los personajes tienen una opinión diferente cuando obtienen candidaturas pero hacen labor en contra
al no lograr sus objetivos, “la lectura es muy clara y precisa de quienes jugaron chueco, traicionaron y no se subieron al carro de la alianza tripartita”.  

Aceptó que en el PAN y PRD ocurrió algo similar donde conocidos personajes apoyaron la propuesta morenista, pero se dijo tranquilo al cumplir la misión de llegar a todas las comunidades donde su proyecto fue bien recibido por la gente y ello le permitió ganar limpiamente las elecciones, pero por la
falta de transparencia, legalidad y honestidad el resultado final fue adverso, “esperamos que Morena no sea llamarada de petate y junto a los priistas señalados cumpla todo lo prometido”.