HÉCTOR APREZA: La 63 Legislatura tiene muchas violaciones a su propia Ley Orgánica

Josefina Aguilar

El coordinador de los diputados del PRI reprochó la adquisición de 8 mil despensas por disposiciones desconocidas y la demolición de la biblioteca sin motivo aparente entre las irregularidades

- PATROCINADO -

La 63 Legislatura es la que más pendientes y violaciones a su propia ley registra, la más opaca, aseguró el coordinador de los diputados del PRI, Héctor Apreza Patrón, quien reprochó que se adquirieron despensas por disposiciones desconocidas y se derribó una biblioteca sin motivo aparente. Por eso, el priísta consideró necesario un profundo análisis de lo realizado y no realizado, bien o mal, los pendientes, sobre todo porque la mayoría de las decisiones tomadas han sido de manera unilateral, violando la propia Ley Orgánica del Poder Legislativo. “La actual de esta 63 Legislatura tiene muchos pendientes, muchas violaciones a la ley”, reiteró.

Apreza Patrón dijo que no se trata de descalificaciones sin sustento, porque tiene elementos para probarlo, e incluso menciono que podrían hacer una mesa de análisis pública y abierta, en la que los y las integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y otros diputados, pudieran externar sus opiniones sobre el funcionamiento del Congreso. Explicó que el principal problema que enfrenta la actual legislatura, es la sistemática violación a la ley, desorganización interna, falta de titulares de áreas, la ruptura de la institucionalidad, “Las decisiones no deben tomarse de manera unilateral, ni el presupuesto debe ser utilizado para proyectos políticos personales”, añadió.

Admitió que todos y todas las diputadas tienen proyectos políticos personales, pero lo que no se vale es utilizar las estructuras oficiales para un proyecto político personal, y eso es lo grave que está pasando en el Poder Legislativo. Explicó que la desorganización interna provoca que no haya responsables de las acciones, “es como un equipo de futbol que no hay un director técnico, un capitán en la cancha y cada quien va a hacer lo que este a su alcance y eso es lamentable”. Precisó que los órganos técnicos del Congreso han venido funcionando con responsables encargados y así lo ha denunciado dentro de la Jucopo, además que pedido tomar acciones para solucionar el problema, pero no lo han hecho y es lamentable.

En cuanto al manejo del presupuesto del Congreso, dijo que hay muchas irregularidades, porque para empezar no ha sido aprobado por el pleno, y se ha venido ejerciendo sin que como diputadas y diputados conozcan el destino del mismo, solo el que lo ejerce lo sabe. Apreza Patrón también mencionó el caso de la biblioteca, que fue derrumbada por supuesto daño estructural, lo que no ocurrió con el edificio vecino, aunque ambos fueron construidos en el mismo tiempo y por las mismas personas.

Además, dijo que la última irregularidad fue la compra unilateral de 30 mil despensas con un costo de 9 millones de pesos, lo que nunca había ocurrido en el Congreso local porque no está dentro de sus atribuciones que los diputados las distribuyan como quieran en sus distritos.

En ese sentido reveló que hubo quienes no las aceptaron y que incluso hay quienes las están devolviendo debido a la opacidad de la adquisición. Dijo que como integrante de la Jucopo desconoce todo lo que tiene que ver con la compra de esas despensas, por lo que ha solicitado por escrito una explicación al presidente, Alfredo Sánchez Esquivel.

También recordó la publicación errónea de la Ley de Seguridad Pública en el Periódico Oficial del gobierno del estado, y que a pesar de la gravedad del asunto, hasta el momento tampoco no hay responsables. Apreza Patrón dijo que es necesario sentarse a clarificar todos esos asuntos, en un dialogo público, abierto a la sociedad, con la participación de todas las fuerzas política representadas en el Congreso.