23.3 C
Chilpancingo
lunes, 5 diciembre , 2022

Exégesis

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -
Temas Cotidianos

 

- Patrocinado -

Por Félix J. López Romero

 

 

- Patrocinado -

Escuchar la advertencia

 

En el curso de la semana pasada el gobernador Héctor Astudillo Flores, entregó a los miembros del Congreso del Estado, un claro diagnóstico de las condiciones socio-políticas de la entidad; al hacerlo puso particular énfasis en señalar la violencia que se vive, a la cual calificó como una carta de naturalidad, apuntando que en los últimos diez años Guerrero se ha convertido, en una de las entidades más inseguras del país, viviéndose bajo esa perspectiva, en tanto los jóvenes consideran que las autoridades son incapaces de ofrecer la paz.

- Patrocinado -

El Partido de la Revolución Democrática se encargó de gobernar los últimos diez años, tiempo en el cual los delitos se multiplicaron, sin que se combatieran, ocasionando con esto un aumento en la siembra de drogas, porque buena parte de la población campesina se sumó a ella, dejando a un lado cultivos tradicionales que les proporcionaban algún bienestar.

Mientras los gobiernos perredistas cerraban los ojos ante la realidad, el narcotráfico alcanzó proporciones escandalosas, porque la policía miró para otro lado en lugar de cumplir con su función.

Los gobiernos perredistas fueron incapaces, en los diez años de ejercer el poder, de realizar tareas para mejorar la vida de la población. O se construyeron escuelas, caminos, hospitales y otras obras, que hablaran de un buen ejercicio en el poder. Cuando se inauguran obras por lo general se dice en qué administración se ejecutaron. Aquí los últimos diez años quedaron perdidos, porque no existen testimonios de haber realizado, tareas positivas en beneficio de la población.

La inactividad trajo como consecuencia que la violencia se disparara. Héctor Astudillo tiene un gran reto por delante, que es el de ofrecer paz y tranquilidad al pueblo que ahora mandata.

 

Le dan aire al PANAL

 

En cuestiones político-electorales somos un país sui generis; se les da aire a quienes el electorado le dio la espalda en las últimas elecciones, subsidiándolos para que puedan seguir con vida, aunque está claro que no se les quiso; a pesar de esto los integrantes del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), decidió que el PANAL continúe en la lid, a pesar del descalabro sufrido en las urnas.

De algunos años a esta partes el gobierno se encarga de financiar los procesos comiciales; si el PANAL no logró la votación que le permitiera su vigencia debería desaparecer, porque está visto carece de simpatías. El contribuyente seguramente desearía que lo que ahora se entrega a los partidos políticos, se destinara a ramos como el de obras públicas, salud, construcción de aulas escolares y otros rubros.

Si se es honesto solo deberían existir el PRD, PRI y PAN, quienes son los que acaparan la atención de los votantes; los otros por su escasa presencia deberían desaparecer, por solo contar con un escaso número de simpatizantes. Como es del dominio general, el PAN representa a la derecha, el PRD la izquierda y el PRI es centristas. Además ya no se debe seguir despilfarrando el dinero del pueblo en las elecciones, siendo los propios partidos quienes financien sus campañas.

 

Atención para todos

 

Mientras el gobierno federal remodelaba el puerto de Acapulco, para colocarlo como primer destino de playa del país, el presidente Miguel Alemán se daba tiempo para platicar en una banca del jardín central,  con periodistas de diversos medios informativos, a Queens les entregaba discretos sobres. Según él era lo mejor para que sus pollitos tuvieran maíz que comer.

Esto viene a colación porque en varias ocasiones, representantes de diversos publicaciones, han acudido al palacio de gobierno para tratar de entrevistar, a la directora de Comunicación Social Erika Loür Cortés, a fin que les autorice contratos de publicidad. La funcionaria en lugar de atenderlos les ha dado la espalda, siendo por eso que a través de aparatos de sonido le exigen los reciba.

La jefa de prensa posiblemente solo sea lectora de periódicos; antes de su designación era ajena a esta tarea, por lo que sus desatinos son constantes. El mejor promotor de las labores oficiales es el propio gobernador, como ha podido mirarse.

Si Astudillo Flores desea tener una buena imagen personal, así como la del gobierno que encabeza, deberá prescindir de los servicios de la señora Loür cortés, quien lejos de crearles buena imagen, da la impresión de ser su enemiga.

 

Armarse nada soluciona

 

La inseguridad que vive la población la que ha permeado la delincuencia, ha obligado a comerciantes locales afiliados a la Confederación Patronal de la República mexicana (COPARMEX), a utilizar armas de fuego, según reveló su dirigente en esta plaza, Adrián Alarcón Ríos, quien agregó que un grupo de unos 35 miembros de su agrupación, se dirigieron a la secretaría de la Defensa Nacional, justificando su petición, debido al alto grado de violencia existente en esta ciudad.

El hecho que los comerciantes hayan conseguido licencia para armarse, es cuestión que debe preocupar, porque existen diversos cuerpos policíacos, que son los que se encargan de la seguridad pública.

La ley establece que se puede tener una arma en un domicilio, pero no manifiesta que se pueda andar así en las calles, porque quienes obtuvieron el permiso respectivo, es para portarla en la calle, no para asegurar negocios o bien para resguardar sus hogares.

Hasta ahora los comerciantes no se han presentado al ministerio público, para denunciar robos en sus establecimientos; la prensa ha dado a conocer algunos casos, los que no llegan a las autoridades. Sobre este asunto el acalde Marco Antonio Leyva Mena, rechazó la idea por la población se arme ante supuestos o reales robos, cometidos por elementos del crimen organizado.

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -