26.4 C
Chilpancingo
sábado, 4 diciembre , 2021

LECTURA POLÍTICA / Noé Mondragón

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

 

CETEG y Ayotzinapa; iniciar presiones contra Astudillo

- Patrocinado -

 

Noé Mondragón

 

- Patrocinado -

A la creciente ola de violencia e inseguridad, se está sumando al atizamiento del conflicto público y coyunturalmente, el movimiento magisterial disidente agrupado en la CETEG, así como los propios normalistas de Ayotzinapa. Como si se tratara de acorralar en varios frentes, a la incipiente gestión estatal priísta. La agenda de la disidencia magisterial y de los normalistas de Ayotzinapa, coincide tanto en los desmanes y secuestros de autobuses y autopistas, como en los paros de labores, marchas y plantones de la CETEG. Y lo que viene podría agregarle otro ingrediente más al candente escenario local: el de la inminente represión gubernamental. Basta con pulsar operaciones y movilidades.

ASTUDILLO: HORNO ATIZADO.- Por cómo se están dando las cosas, el gobierno estatal aparece maniatado para hacerle frente al conflicto público. Las lecturas lo dicen todo: 1.- El magisterio disidente agrupado en la radical CETEG, ya envió señales de intentar abrir la negociación con el gobierno estatal astudillista. Y lo hizo de la forma en que ya están acostumbrados: tomando edificios públicos y rupestremente –emulando a los hombres primitivos-, pintando paredes a diestra y siniestra. Además, trasciende que este viernes, los cetegistas estarán bloqueando la Autopista del Sol con el fin de colapsar la llegada de turistas nacionales por el puente anticipado del 20 de noviembre. Y todo por una sola razón: no quieren ser evaluados. Intentan tumbar en Guerrero –como si la entidad fuera una ínsula de poder y no perteneciera a la federación-, la aplicación de la Reforma Educativa. Y es en este punto donde la negociación amenaza con fracturarse desde el inicio. Porque el gobierno estatal tricolor, se encuentra instalado en la ruta que la federación le está marcando en materia educativa. Es decir, en sintonía con la Reforma Educativa y con el presidenciable secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer. En este sentido, el único camino que se advierte, es el de la represión. En la CETEG, sus dirigentes lo saben y lo tienen muy claro. Pero le quieren poner el pie en el cuello al gobernador Astudillo. La conciliación CETEG-gobierno estatal, parece en esta ruta, imposible. Con todos los costos políticos que ello implique para el gobernador en funciones. 2.- El primer indicio represivo ya lo dio el gobierno estatal al rescatar a punta de macanas, toletes y gases lacrimógenos, dos autobuses y una pipa de gas que habían sido secuestrados por los normalistas de Ayotzinapa, la tarde del pasado miércoles en la carretera a Tixtla. Lo peor no fue eso, sino que las instituciones estatales acusaron debilidad al presentar a los estudiantes detenidos no ante el Ministerio Público como legal y normalmente debía proceder, sino ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, cuyo papel cambió  ahora al de fiscal, juez y titular justamente, del Ministerio Público. Porque, a pesar de que existía un delito, ordenó que fueran liberados. Se entiende que en la candente coyuntura, permeada por la violencia y la inseguridad, los normalistas de Ayotzinapa, busquen victimizarse. Como siempre lo han hecho y les ha dado resultados. En el río revuelto, tanto los Cetegistas como los normalistas de Ayotzinapa, buscan afanosamente, la ganancia de pescadores. El problema que no advierten, es que la federación priísta le está otorgando todo el respaldo a la administración estatal de Héctor Astudillo. Sin embargo, los operadores políticos del gobierno estatal no se mueven ni hacen ruido. Como si reconocieran por adelantado que el único camino para arreglar las cosas con ambas organizaciones disidentes y radicales, fuera la represión. Y esa actitud no le abona ni a la paz ni a la reconciliación, divisas promovidas en el discurso y reiteradamente, por el gobierno estatal tricolor.

HOJEADAS DE PÁGINAS…A pesar de estar reñido con los resultados, el Fiscal General del Estado, Miguel Ángel Godínez Muñoz, no quiere soltar el cargo. Y apela ante los diputados locales, al currículo para quedarse. Dicho personaje no ha presentado hasta hoy, ningún detenido derivado de las distintas matanzas en la sierra de Chichihualco, en el municipio de Chilapa y Cuajinicuilapa y de los dos homicidios diarios ocurridos en promedio, en el puerto de Acapulco. ¿Acaso intenta con esa deficiente hoja curricular continuar como fiscal del estado?

Déjanos tus comentarios
- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -