* Por lo menos 60 familias se quedaron sin techo en sus viviendas, hubo encharcamientos en calles y avenidas, así como la caída de 4 árboles, sin que afectaran vehículos o casas

 

Salvador Bello

 

Al menos 60 familias que se quedaron sin techo en sus viviendas, unos 5 árboles se cayeron, varios cortes de energía eléctrica, arrastre de material sólido, algunos encharcamientos e inundaciones en calles y viviendas del municipio, fue el saldo que dejaron las lluvias atípicas provocadas por los frentes fríos números 44 y 45 y su interacción con la entrada de aire húmedo proveniente del Océano Pacífico.

Debido a esta conjunción, en la mayor parte del estado se registraron ventiscas fuertes y lluvias que provocaron múltiples daños, considerados por las autoridades estatales como “menores”, en esta situación se incluyó la capital, donde no se reportaron pérdidas humanas, pero quedaron varias familias damnificadas y daños materiales,

Durante la mañana, en entrevista, el coordinador de Protección Civil y Bomberos, Gustavo Vela Guevara, informó que debido a las lluvias registradas durante la noche habían sucedido la caída de 4 árboles, sin que afectaran vehículos o algunas viviendas, siendo el más grande el que se ubicó sobre el paseo “Alejandro Cervantes Delgado”, frente al salón de fiestas “Cuicalli”.

Por otro lado, debido a los fuertes vientos se registró el desprendimiento de láminas en varias viviendas, sin que se reportaran daños a la integridad de los habitantes, aunque no especificó el número de los domicilios afectados, y agregó que el encauzamiento se encontró a un 10% de su capacidad, por lo que no representó ningún riesgo para la población.

Por la tarde, luego de un recorrido por comunidades y colonias del municipio, el presidente municipal, Marco Antonio Leyva Mena, informó que producto de una ventisca muy fuerte había al menos 30 damnificadas en la comunidad de El Calvario, ubicada en la sierra de Chilpancingo y que hubo otras 25 ó 30 en la colonia Los Tepetates.

Agregó que en las comunidades de Llanos de Tepoxtepec y La Providencia también se presentaron afectaciones, mismas que se encontraban cuantificando, por lo que aún se desconocía el número total de familias damnificadas que hubo en todo el municipio, pero consideró que en total los damnificados no pasarán de 150 personas e indicó que el principal problema fue que el viento se llevó los techos las lámina que tenían las casas.

Explicó que no se abrió ningún refugio temporal, debido a que los protocolos nacionales e internacionales indican que sólo se activarán cuando pase de 200 personas damnificadas, sin embargo, aclaró que están en coordinación con el gobierno del estado y se encuentran entregando láminas, despensas, cobertores y mandaron brigadas médicas para proteger sobre todo a los adultos mayores, a los niños y a las mujeres.