17.6 C
Chilpancingo
jueves, 7 julio , 2022

Lectura Política / Noé Mondragón

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

 

Ediles impávidos e indolentes ante el delito

- Patrocinado -

 

Noé Mondragón

 

- Patrocinado -

En un punto han coincidido la PGR y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH): los 43 normalistas de la normal de Ayotzinapa fueron desaparecidos y presumiblemente asesinados, por la delincuencia organizada. La misma que hoy resurge con fuerza en las tres matanzas acontecidas en menos de ocho días en la entidad. Demasiadas para un gobernante que apenas estrena el cargo. Preocupantes para alcaldes impávidos, indolentes e incompetentes. Y normales y deprimentes para un fiscal guerrerense que ya se va y cuyo desempeño se limitó a medirse como vocero de la estadística criminal. Pero tanta mortandad puede leerse incluso, desde vertientes políticas específicas.

DELITO Y POLÍTICA.- En cuestión de días, los demonios se soltaron por toda la entidad. Pero la dinámica del delito no puede entenderse sin las conexiones con el poder. Basta con ubicarlas: 1.- En el municipio de Chichihualco, los hechos de sangre comenzaron a tocar con fuerza a la incipiente administración municipal del PAN. El miércoles 14 de octubre. 40 hombres armados se enfrentaron en la comunidad de Puentecillas. El saldo fue de un civil muerto. Pese a ello, el edil Alfredo Alarcón Rodríguez, lo calificó como un municipio muy tranquilo. Pero apenas 21 días después de esa afirmación, el comisario de Polixtepec, Joaquín Romero Ríos y su secretario Víctor González Luna, fueron arteramente asesinados en una emboscada. Y dos días después ocurrió un enfrentamiento entre presuntos delincuentes y miembros de la policía comunitaria agrupados en la UPOEG, que arrojó como saldo funesto, seis muertos. El edil panista Alfredo Alarcón, acudió al lugar de los hechos nada más a ver. Y luego se retiró. ¿Acaso se puede avanzar exitosamente en materia de seguridad pública con ese tipo de autoridades municipales? 2.- En el municipio de Chilapa, la delincuencia lleva ya bastante tiempo arraigada. Y su presencia se agudizó con la declaración de una persona –Filiberto Meneses García— quien fue exhibido en You Tube por hombres armados que lo custodiaban, acusando al ex edil priísta de ese municipio Francisco Javier García González, de tener nexos y entendimientos con el grupo delictivo Los Rojos. Este enrarecido escenario estalló con el asesinato de Ulises Fabián Quiroz, el candidato del PRI a la alcaldía de Chilapa, ocurrido el 1 de mayo pasado. Y en ese contexto ocurrieron las muertes del pasado lunes, de seis personas. Cinco de ellas ligadas familiarmente, al ex secretario de Seguridad Pública Municipal, Silvestre Carreto González, quien también ha sido acusado por el grupo delictivo Los Ardillos, de trabajar para sus adversarios Los Rojos. Y ante este escenario de marcada violencia e impunidad, el edil priísta Jesús Parra García, enmudeció. Como si la autoridad en ese municipio existiera, pero nada más para cobrar los impuestos ciudadanos. No para brindar y garantizar la seguridad a sus habitantes. 3.- En el municipio de Cuajinicuilapa, gobierna el priísta Constantino García Cisneros, quien es primo del ex gobernador y actual senador René Juárez Cisneros. El domingo pasado ocurrió una balacera en un palenque clandestino de gallos, ubicado en pleno centro de esa cabecera municipal. Sospechosamente y pese a estar ubicado muy cerca del palacio municipal, no había policías preventivos. Y el edil asumió que la responsabilidad de la operación de dicho palenque es de la federación y de la Secretaría de Gobernación, “por el cruce de apuestas”. Pero como autoridad municipal hizo caso omiso a la instalación y emisión de los permisos respectivos, para que dicho palenque funcionara. No puede lavarse las manos tan fácilmente. Es obvio que como autoridad, tiene responsabilidades en esos sangrientos hechos. Y debe asumirlas. Con todas las consecuencias y costos políticos que ello implique.

HOJEADAS DE PÁGINAS…En la plaza de Toros México, fueron ubicados por un diario de circulación nacional el pasado domingo, el gobernador Héctor Astudillo, el senador perredista Armando Ríos, el ex candidato a gobernador por el PAN, Jorge Camacho, el rector de la UAGro, Javier Saldaña y Marco Adame, de la dirigencia nacional del PAN. Curiosamente, es en los municipios gobernados por el PRI y PAN donde en los últimos días ha estallado la violencia. Y la reconciliación podrá ser política, pero entre los guerrerenses parece estar muy lejana.

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -