17.6 C
Chilpancingo
jueves, 7 julio , 2022

Al descubierto, la corrupción en ITAIG

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

* Actuales consejeros ponen al descubierto malos manejos financieros de Crescencio Almazán Tolentino, pero éste revela que dos de los actuales consejeros fueron sus cómplices y recibieron cuantiosas compensaciones, para lo cual desviaron retenciones del ISR

 

- Patrocinado -

Alondra García

 

El exconsejero presidente del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública (ITAIG), Crescencio Almazán Tolentino, reconoció que desvió recursos destinados al pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para autoasignarse una compensación extraordinaria.

- Patrocinado -

Almazán Tolentino compareció a puerta cerrada ante el órgano de control del ITAIG y en la sesión, los consejeros le hicieron cinco imputaciones: gastos pendientes por comprobar por el monto de 73 mil 320.11 pesos del ejercicio fiscal 2014; la omisión del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) al Sistema de Administración Tributaria por la cantidad de 278 mil 692 pesos; el destino de cien mil pesos que el gobierno del estado otorgó en préstamo al ITAIG; 216 mil 556.43 pesos por concepto de impuestos que reclama el exconsejero Ernesto Araujo Carranza, y la aclaración del robo de una camioneta propiedad del instituto.

Al término de la comparecencia, ofreció una conferencia de prensa en la que explicó que de los 595 mil 284 pesos, al menos 486 mil 556 se repartieron entre él, el actual consejero presidente del ITAIG, Roberto Rodríguez Saldaña y el consejero Joaquín Morales Sánchez, quienes ahora pretenden responsabilizarlo por el recurso que no fue comprobado.

De los 73 mil 320.11 pesos que presuntamente son gastos pendientes por comprobar, Almazán Tolentino dijo que solamente la Auditoría General del Estado (AGE) está facultada para decir si hubo irregularidades en el ejercicio del presupuesto del ITAIG.

- Patrocinado -

Por ello, pidió a los consejeros que esperen a que la AGE concluya con la revisión de la cuenta pública 2014 que entregó el organismo, cuando él estuvo al frente.

De los 278 mil pesos 692 pesos de Impuesto Sobre la Renta (ISR) que no se pagaron, dijo que fue un acuerdo de los consejeros.

Explicó que el dinero que estaba destinado para pagar este impuesto se utilizó para el pago de la nómina del ITAIG correspondiente a los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2014.

Reconoció que de ese recurso los consejeros se asignaron “una compensación extraordinaria” por 170 mil pesos, que se repartieron entre los tres “por concepto de prima vacacional”.

La redistribución de este recurso consta en la póliza de egreso 256 de fecha 11 de julio de 2014, indicó Almazán Tolentino.

De los cien mil pesos que prestó el gobierno del estado al ITAIG, recordó que este dinero se obtuvo luego de que los tres consejeros solicitaron una audiencia con el gobierno del estado y el Congreso local.

En las audiencias expusieron las complicaciones para pagar la nómina, las demandas laborales, el gasto corriente, la compra de vehículos, la renta de un nuevo edificio, adquisición de equipo de cómputo y mobiliario, además de otras complicaciones financieras por las que atravesaba el ITAIG.

Ante este escenario, solicitaron un incremento presupuestal; la respuesta del gobierno de Guerrero fue donarle al ITAIG equipo de cómputo y escritorios, así como hacerle un préstamo a la institución por la cantidad de cien mil pesos para gasto corriente y comprometer un incremento al presupuesto 2015.

El ITAIG aún adeuda al gobierno del estado el préstamo de 100 mil pesos; Almazán Tolentino no explicó el destino que tuvo este recurso.

El expresidente del ITAIG también reconoció que no utilizó el recurso por 216 mil 556.43 pesos que el ex consejero Ernesto Araujo Carranza regresó al instituto para pagar las deudas que dejó cuando estuvo a cargo.

Argumentó que es improcedente utilizar este recurso cuando la AGE aún está realizando una auditoría financiera, para verificar si se cumplieron con las disposiciones jurídicas y administrativas en el ejercicio del presupuesto durante el periodo durante el periodo que comprende de enero del 2013 a febrero del 2014.

“Con esa auditoria se pretendía saber si la liquidación de los ex consejeros había sido legal o en caso contrario proceder conforme a derecho. Como la auditoria no ha dado respuesta, resulta a todas luces improcedente realizar un pago con recursos que forman parte de una investigación”, justificó.

Posteriormente, Almazán Tolentino se contradijo. A pesar de que aseguró que ese dinero no podía utilizarse para pagar deudas, reconoció que los 216 mil 556.43 pesos que dejó el ex consejero Ernesto Araujo se sumaron a los 100 mil pesos que les prestó el gobierno estatal para pagar el bono de fin de año que se autoasignaron los tres consejeros.

Comentó que el actual presidente del ITAIG, Roberto Rodríguez, recibió en total 200 mil pesos con el siguiente registro: cien mil pesos en la póliza de egreso 504; 41 mil en la póliza de egresos 519 y 59 mil en la póliza de egresos 520.

De Joaquín Morales dijo que recibió los mismos montos registrados en los mismos números de póliza; mientras que él, aseguró, solamente recibió 141 mil pesos.

Sostuvo que esos montos se comprueban con las pólizas señaladas que obran en poder del área de finanzas del ITAIG, y con los estados de cuenta que emite el banco Banorte, sucursal 2278 a través de la cuenta 0509341200.

Los consejeros del ITAIG le dieron a Almazán Tolentino un plazo de nueve días para justificar cada una de estas imputaciones.

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -