18.1 C
Chilpancingo
domingo, 14 agosto , 2022

Guerrero; 1995, 2011 y 2014

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

David Martínez Téllez

- Patrocinado -

El Ejército Popular Revolucionario (ERP) recién publicó un desplegado para recordar los acontecimientos de Aguas Blancas, Guerrero donde murieron 17 campesinos. Retomo ese escrito en el renglón de enfrentamientos de la clase gobernante.

El EPR hace pública su presencia (1996) un año después del asesinato de los 17 campesinos (1995).

El ERPI (la I quiere decir insurgente) creada en 1998; es una escisión del EPR y se supone más radical.

- Patrocinado -

El sexenio de Carlos Salinas de Gortario culminó en 1994. Intentó reelegirse con Luis Donaldo Colosio. Otra clase política canceló esa posibilidad con el magnicidio. Otra batalla de las que han protagonizado esa clase dominante.

Los niveles de enfrentamiento fueron ríspidos en esa clase política. Salinas llegó a una huelga de hambre a días del nuevo presidente Ernesto Zedillo Ponce de León con el propósito de evidenciar que era una víctima política. Salinas se retiró en exilio y vivió en Cuba y Suiza. Durante el sexenio salinista se construyeron buenas relaciones internacionales, tanto que hasta se especuló que Salinas podría ocupar un puesto de talla mundial; salió raspado en su imagen internacionalista con la presencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN, 1994)) en Chiapas, pues evidenció que México era un territorio con enormes rezagos cuando se presumía que habíamos dejado el tercer mundo. Salinas con esas relaciones económicas logró que sus “cuates” presionaran y cayera la devaluación (1997). 

Las batallas de esa clase política se resuelven con disparos entre ellos, la mejor muestra el asesinato de Colosio; años más tarde encontraron misteriosamente el cuerpo del hermano de Salinas, Enrique (2004).

- Patrocinado -

Textos autobiográficos y de relatos tanto novelescos como testimoniales han reiterado que el presidente en turno decide las candidaturas a gobernador.

Salinas de Gortari, en ese nivel, decidió que en Guerrero llegara Rubén Figueroa Alcocer(1993-1996), hijo del ex gobernador Figueroa Figueroa (1975-1981) poseedor de un lenguaje alegórico en la política mexicana. Figueroa Alcocer solo estuvo 3 años por decisión del presidente Ernesto Zedillo Ponce de Léon. La familia Figueroa es o era cercanísima a Salinas de Gortari. La relación se construyó desde el padre de Carlos (Raúl Salinas Lozano) con Figueroa Figueroa. Las diferencias políticas de Salinas y Zedillo le alcanzaron a Rubén Figueroa Alcocer, eran equipo Salinas y Figueroa; por esa aspereza Zedillo Salinas le crearon la balacera en el vado de Aguas Blancas. Fallecieron 17 campesinos.

Televisa “soldado del PRI” y aliado del presidente exhibió el vídeo donde se demuestra que quienes fueron los primeros en disparar obedecieron órdenes del gobierno estatal. Cae Figueroa y surge el interino Ángel Aguirre Rivero (1996-1999).

Transcurrieron más de 10 años y retorna Aguirre Rivero con las siglas del PRD para contender por la gubernatura (2011). Gana. A ocho meses de su asunción estudiantes de Ayotzinapa (12 de diciembre) realizan una manifestación en la emblemático parador del Marquez (punto donde convergen autopista y carretera federal). Aquí fallecen a fuego cruzado dos estudiantes y Gonzalo Rivas –intentó apretar botón de seguridad para evitar explosión de gasolinera-. Se puede inferir que los grupos de poder local se vieron perdidos ante un gobierno diferente. No cae Aguirre por el apoyo de quien era casi el candidato del PRI a la presidencia, Enrique Peña Nieto. 

Pasaron tres años (2014) y se repite el suceso; ahora en Iguala. Los mismos actores: Ayotzinapa y Aguirre Rivero.

En septiembre ocurre la balacera entre estudiantes y diversos grupos armados. Pero el mes anterior marca el declive político de Aguirre Rivero.

En los primeros días de agosto se celebran elecciones internas en el PRD, en este momento partido mayoritario. La corriente triunfadora fue Izquierda Progresista de Guerrero donde la figura principal era el gobernador Aguirre Rivero. Aproximadamente a los 15 días de conocerse los resultados electores internos del PRD el mismo gobernador declara que Ángel Aguirre Herrera (su hijo) será el candidato a presidente municipal de Acapulco. Anunció control total de la entidad.

Aguirre dominaba políticamente el poder legislativo, el judicial, el administrativo e iba sobre Acapulco, el principal ayuntamiento de Guerrero. Para los grupos políticosguerrerenses esto era inadmisible.

Tenían que detenerlo. Utilizaron, otra vez a estudiantes de Ayotzinapa. Pero sabían que tenía que ser un acontecimiento inédito, dos muertes no habían sido suficientes. Desaparecieron a 43 normalistas. Este suceso ensució la imagen democrática de México en el mundo.

Peña Nieto, era el presidente, pero ya circulaba entre la clase política (noviembre de 2014 cuando se conoce públicamente) el tema de corrupción de la Casa Blanca. Grupos priistas se alejaron de ese abuso. Peña Nieto a menos de medio periodo de su gobierno ya estaba solo. Ya no pudo salvar a Aguirre Rivero. O se guarecía él o la figura de un gobernador. EPN terminó su periodo.

La frase acuñada a ojos extranjeros fue: en ese país la clase política resuelve sus diferencias asesinando o desapareciendo a sus gobernados.

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -