17.3 C
Chilpancingo
miércoles, 7 diciembre , 2022

Siguen quejas de vecinos por ruido en antros de la avenida Lázaro Cárdenas

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

* Exigen que se cumplan las recomendaciones emitidas por la CNDH, las cuales el gobierno municipal anterior no tomó en cuenta

Rosario García

- Patrocinado -

Luego de que vecinos de la avenida Lázaro Cárdenas interpusieron una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), por el exceso de ruido en los antros de esa zona, la instancia emitió una recomendación desde marzo del año pasado para que la entonces administración municipal, tomara “medidas inmediatas”, sin embargo la situación sigue similar.
Vecinos de la zona se quejaron de la instalación de por lo menos 42 establecimientos con venta de bebidas alcohólicas, tan sólo en el tramo de Las Banderas a la Facultad de Derecho, en Lázaro Cárdenas, a pesar de que en ese espacio se encuentran ubicadas tres escuelas y una clínica-hospital.
Ante esa situación, los habitantes de las colonias, La Haciendita y Universal, exigen al gobierno municipal que se cumpla con las recomendaciones emitidas por la CNDH, de tal modo que los dueños de los establecimientos adopten las medidas necesarias para que el sonido de la música de los centros de entretenimiento no les afecte.
La queja ante la CNDH incluye un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), a través de la Unidad Académica de Ciencias Químico-Biológicas, en su laboratorio de Toxicología y Salud Ambiental, en el que se comprueba que todos los establecimientos rebasan los niveles de sonido permisibles, a una distancia de un kilómetro de una casa habitación.
El estudio agrega que los decibeles (potencia de sonido) máximos de ruidos nocturnos, permitidos dentro de los diámetros para un sano descanso de las personas es de 30, pero en los establecimientos nocturnos ubicados sobre Lázaro Cárdenas, los decibeles llegan a 88, muy por encima de lo permitido.
Con ese estudio en mano y los testimonios de varios vecinos afectados seriamente en su salud por no poder dormir por lo menos tres días a la semana por la intensidad de la música de esa zona de la ciudad, acudieron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, organismo que emitió una recomendación, pero no fue tomada en cuenta por las entonces autoridades municipales.

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -