28.8 C
Chilpancingo
lunes, 30 enero , 2023

Entre el miedo y la tristeza, sepultan a muertos en Chacotla

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

* Familiares de las víctimas señalan como responsables de la masacre a la UPOEG, al ‘Cártel del Sur’ y a ‘Los Ardillos’

 

- Patrocinado -

* Reiteran que a pesar de las llamadas de auxilio, la policía estatal llegó 15 horas después del secuestro múltiple

 

Pobladores de Chacotla, municipio de Mochitlán, acusaron a miembros de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero de ser los responsables del secuestro de ocho personas ocurrido la noche del lunes, de las cuales 6 aparecieron muertas durante la mañana del miércoles, cerca de Mazatlán, municipio de Chilpancingo.

- Patrocinado -

La tarde de este jueves, cinco personas de la misma familia, entre ellos un menor de edad, fueron sepultadas en el panteón de la comunidad de Chacotla, y uno más en el poblado de Mazatlán, de donde era originario.

El miedo entre los habitantes de ese lugar, luego de que las amenazas por parte de grupos armados no han cesado, impidió que la gente saliera a darles el último adiós, y sólo participaron familiares y amigos cercanos en el sepelio.

Al término del cortejo fúnebre, los familiares rompieron el silencio y responsabilizaron de esta masacre a los miembros de la UPOEG, que dirige Bruno Plácido Valerio, un sujeto que identificaron como “El Jhonny”, originario de Palo Blanco, Isaac Navarrete, a quien se le relaciona con el “Cártel de la Sierra”, así como a Celso Ortega, líder del grupo criminal “Los Ardillos”.

- Patrocinado -

Relató que el día de la irrupción de los sujetos armados pudieron ubicar a gente que forma parte de esos grupos, además de que entre los gritos y en la comunicación de radio que sostenían los agresores, escucharon esos nombres.

Exigieron al gobierno del estado que se investigue a estos grupos armados y se castigue a los responsables, porque las amenazas no han cesado y de hecho amagaron con regresar a Chacotla a matar a quienes los denuncien.

También señalaron que nunca se han metido en contra de ningún grupo delictivos porque se dedican a la siembra de maíz, frijol, calabaza y la crianza de animales, sin hacerle daño a nadie con eso, por lo que no entienden la razón de tan sangriento ataque.

“Si tenían algo con alguien, lo hubieran hecho, pero no meterse con inocentes, como los dos niños, ellos sólo se dedicaban a estudiar, otro trabajaba en las sabritas, otro de albañil, todos jóvenes menores de 30 años”, expuso uno de los deudos en las inmediaciones del panteón.

En la comunidad de no más de 200 habitantes hay temor y siguen sin seguridad por parte de los tres niveles de gobierno. Algunos dijeron que abandonarán el pueblo y otros piensan en tomar las armas para defenderse en caso de que los hombres armados regresen.

Reprocharon el abandono y la omisión de las autoridades, porque desde el momento que denunciaron el ataque fueron ignorados, y volvieron a quejarse de que la policía estatal arribó a Chacotla 15 horas después del secuestro masivo, estuvo unas horas en la comunidad y, a pesar de las amenazas, no regresaron para brindarles seguridad.

A pesar de que Bruno Plácido, dirigente de la UPOEG se deslindó de lo ocurrido y aseguró que se trató de un pleito entre delincuentes, además que ofreció coadyuvar en la investigación de la Fiscalía General del Estado, uno de los familiares de las víctimas insistió: “En realidad ellos fueron, los de Ocotito, los de Petaquillas, que no estén mintiendo, yo no sé por qué el gobierno no ha hecho nada”.

Reveló que horas después del secuestro les pidieron un rescate de más de dos millones de pesos, pero no contaban con esa cantidad, además de que no iban a liberarlos. (Con información de API)

- PUBLICIDAD -

Reporta Guerrero 237 casos activos de COVID-19

Continua el gobierno del estado, con el llamado a la población en general a preservar las medidas sanitarias para...

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -