17.3 C
Chilpancingo
viernes, 7 octubre , 2022

Chilpancingo y la basura – Carlos Alonso*

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

 

Carlos Alonso*

- Patrocinado -

 

A mitad del siglo XX por allá en el año de 1950, el Ayuntamiento de Chilpancingo  construyó el depósito de agua en el bordo de San Mateo, que aún funciona y fue para abastecer exclusivamente a los vecinos del mismo barrio.

El agua era limpia, dulce y fría, que venía de Omiltemi y se recibía en los domicilios a toda hora. No se conocía qué era el tandeo.

- Patrocinado -

La basura de la ciudad la recolectaba un solo camión y el chofer era el papá de los Salgado Leyva (el maestro Raúl, uno de los hijos), y su ayudante era el papá del que escribe estas líneas, orgullosamente de San Mateo.

La ciudad era chiquita y sus problemas eran mínimos. En la actualidad tenemos el problema mayúsculo de la basura.

El relleno sanitario al sur de la capital, concluyó su vida útil, no tiene capacidad para recibir y darle el tratamiento final a las toneladas de basura que generan los habitantes permanentes y flotantes de Chilpancingo, con la característica demográfica de un mínimo porcentaje de criollos y la inmensa mayoría provienen de las ocho regiones del estado, de otras entidades federativas y hasta extranjeros.

- Patrocinado -

Se ha convertido en un problema no sólo de salud pública sino hasta político.

En días recientes, la fracción parlamentaria del PRD en el Congreso local manifestó: “…la soberbia, la falta de sensibilidad y capacidad para llegar a acuerdos, el alcalde priista Marco Antonio Leyva Mena ha puesto a la capital del estado en una crisis sanitaria sin precedentes (…) No cabe duda que los legisladores militantes del sol azteca, debido a su ADN, son excelentes para amarrar navajas, pero en el caso específico del problema de la basura, no hacen propuesta alguna para resolver este delicado asunto, que no es sólo de Marco Antonio Leyva Mena, sino que incumbe a todos los que por una cosa u otra vivimos en Chilpancingo.

Cabe recordar que desde trienios anteriores, ya se había contemplado instalar en otro lugar el relleno sanitario, y el lugar adecuado se encontró en terrenos adyacentes a la comunidad de Matlalapa, municipio de Tixtla. Incluso es de conocimiento general el hecho de que se suscribió un convenio intermunicipal entre el alcalde de Chilpancingo (priista) y el alcalde tixtleco de filiación perredista el profesor Gustavo Alcaraz, donde quedó plasmada la autorización para la instalación y funcionamiento del nuevo relleno sanitario.

Todo iba sobre ruedas, pero de súbito emergió la oposición de la comunidad de Matlalapa, que ni tarde ni perezoso fue respaldada por Hossein Nabor Guillén, actual presidente municipal de Tixtla, de extracción perredista.

Es muy extraño el giro de 360 grados que se dio, para que unilateralmente se dejara sin efecto el convenio de autorización de la instalación del relleno sanitario en terrenos de Matlalapa.

Sin el ánimo de tomar partido y perder la imparcialidad, es comprensible la afirmación del alcalde de Chilpancingo: la negativa es por una “sinrazón”.

Sería bien vista que la fracción parlamentaria del PRD en el Congreso local exhortara que la Comisión respectiva citara con urgencia al alcalde tixtleco para que explicara las razones de la negativa para la instalación del relleno sanitario en terrenos de la comunidad de Matlalapa.

El que esto escribe tiene la percepción que la determinación del H. Cabildo tixtleco, de dejar sin efecto el Convenio Intermunicipal, fue apresurado y con tintes partidistas, sin tomar en cuenta las circunstancias sociodemográficas existentes entre las ciudades hermanas de Tixtla y Chilpancingo.

Ante el álgido problema de la basura, es conveniente que el H. Congreso del Estado, conforme a sus atribuciones intervenga en este diferendo y sea un factor valioso que llame a las partes involucradas al diálogo, y se determine si el relleno sanitario en Matlalapa llena los requisitos en materia de tecnología y que no causará daño alguno al medio ambiente.

Es conveniente que en dicho diálogo se tomen en cuenta los siguientes aspectos:

I.- Chilpancingo es una ciudad hospitalaria y generosa.

II.- En Chilpancingo viven y trabajan paisanos de las 8 regiones del Estado.

III.- En Chilpancingo viven estudiantes de todas las regiones del Estado.

IV.- Chilpancingo da cobijo a personajes de las 8 regiones del Estado, que tienen su fuente de trabajo en los tres niveles de gobierno y en las instituciones educativas.

V.- Chilpancingo da cobijo a maestros y estudiantes extranjeros y de otros estados de la Universidad Autónoma de Guerrero.

VI.- En las instituciones educativas de Chilpancingo existen directores, profesores, administrativos e intendencia que son originarios de Tixtla, y por su trabajo pasan el mayor tiempo del día en la capital.

VII.- Chilpancingo y Tixtla siempre han estado hermanados en las buenas y en las malas.

VIII.- En el desbordamiento de la laguna de Tixtla por las tormentas Manuel e Ingrid, Chilpancingo se solidarizó con el pueblo tixtleco.

IX.- En toda la historia de Chilpancingo, su población ha consumido las frutas, flores y legumbres producidas por los abnegados campesinos y campesinas tixtlecas, que comercializan las señoras de los barrios de El Santuario, San Lucas, El Fortín, etc.

X.- Chilpancingo consume tamales, chalupas, queso, tostadas, que vienen a vender mujeres originarias de Tixtla.

XI.- Los fines de semana familias de Chilpancingo acuden al mercado de Tixtla a comprar la despensa y a consumir alimentos.

XII.- En Chilpancingo viven y tienen propiedades ciudadanos tixtlecos y del municipio, destacando la comunidad de Matlalapa, que el 100% viven en casa propia en el barrio de San Mateo, siendo bien acogidos, porque son trabajadores probos y honestos.

Finalmente y desde estas líneas, se hacen votos a efecto de que el Honorable Cabildo tixtleco reconsidere la negativa de la instalación del relleno sanitario, que representa una obra necesaria para el bien común, y llegado el caso, es seguro, que desde lo más alto de la nación mexicana, donde se encuentran el General Vicente Guerrero Saldaña, el escritor, jurista y embajador Ignacio Manuel Altamirano, la heroica Antonia Nava de Catalán y el compositor Margarito Damián Vargas estarán satisfechos de observar que Tixtla y Chilpancingo se pusieron de acuerdo y resolvieron positivamente el diferendo.

*Abogado litigante.

- PUBLICIDAD -

Vendía sus cocos cuando lo mataron

ACAPULCO. —Un vendedor de cocos fue asesinado a balazos en la céntrica colonia Progreso. El crimen se reportó a las...

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -