Alexis Blancas  



Trabajadores sindicalizados del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), se concentraron frente a sus oficinas, en Chilpancingo, para exigir un incremento salarial del 10 por ciento, así como
mejoras sustanciales en sus condiciones laborales.



Luis Armando Morales, secretario General de Trabajadores del INPI sección 88, informó que la demanda comenzó a nivel nacional el pasado 1 de junio y que en Guerrero participan aproximadamente 85 empleados.



Morales detalló que, además del aumento salarial, están solicitando la regularización del premio al servidor público del mes, jornadas deportivas dignas en tiempo y forma, así como una revisión integral del contrato colectivo de trabajo.



Asimismo, hizo un llamado a las autoridades para que garanticen que no habrá represalias contra los manifestantes y solicitó una pronta atención por parte del gobierno federal a sus demandas.



Los trabajadores recalcaron la importancia de un trato digno y decoroso por parte de las autoridades, amagando con no dejar sus protestas si no obtienen resultados favorables.