17.3 C
Chilpancingo
miércoles, 7 diciembre , 2022

Marchan en Zirándaro para pedir que haya paz

ZIRÁNDARO.— Familias desplazadas, autoridades municipales, organizaciones religiosas, ganaderas y ciudadanos, encabezados por el alcalde, Gregorio Portillo, marcharon ayer para exigir al gobierno del estado y federal que restablezcan la paz en ese municipio de la Tierra Caliente.

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -
  • * Alrededor de mil personas caminaron por las calles de esa población de Tierra Caliente y después realizaron un mitin encabezado por el alcalde Gregorio Portillo

Jesús Saavedra

ZIRÁNDARO.— Unas mil personas de este municipio de la Tierra Caliente realizaron una marcha por la paz, luego que desde el pasado 10 de noviembre varios grupos del crimen organizado protagonizaron enfrentamientos por el control del territorio y provocaron el desplazamiento de unas mil personas de 40 comunidades rurales.

- Patrocinado -

Desde el pasado 10 de noviembre se registraron una serie de balaceras entre células del crimen organizado en esta zona colindante con Michoacán. Cartel Jalisco Nueva Generación, Familia Michoacana, Caballeros Templarios, Los Viagras, Los Cuernudos y otros dos grupos regionales habrían iniciado una disputa por el control del paso entre Guerrero y Michoacán.

Este viernes, unas mil personas realizaron una marcha desde el acceso a esta cabecera municipal al centro, donde realizaron un mitin. Detrás de esa manifestación se desplegó un operativo de seguridad en el que participaron al menos 12 patrullas del Ejército y de la Policía del Estado, cuyos elementos recorrieron el área rural y cuando menos 3 patrullas estatales se quedaron al resguardo de esta marcha.

Durante la caminata, los manifestantes portaron lonas con las leyendas: “No estamos solos”, “Mantengamos unidos por la paz”, “Queremos regresar a nuestros hogares”, “Porque la educación es primero sin violencia y con paz para los Zirandarenses”, “Unidos por la paz”, “Ya no más desplazados”, “Regresemos a la paz”, “Queremos la paz y caminos libres”, “Queremos regresar a nuestros hogares”, que portaban habitantes de éste municipio, niños, mujeres, hombres y adultos mayores.

- Patrocinado -

La marcha llegó a la plaza central de esta localidad, donde el alcalde de Morena, Gregorio Portillo Mendoza, hizo un “llamado a la unidad en tiempos de tempestad” y relató que cuando tenía 14 años tuvo que abandonar este municipio por las condiciones de inseguridad que le llevaron a la pérdida de su padre.

“Tuve que emigrar, abandonar mi comunidad, me tuve que ir a vivir a Huetamo (Michoacán) y abandoné mis estudios de secundaria por una situación absurda como la que vivimos en estos momentos”, señaló.

Explicó que su familia se refugió en los Estados Unidos e “hice una promesa que no sería factor para que otros niños vivan el infierno que me tocó vivir, eso me impulsó a regresar a Puebla, a estudiar y concluir mis estudios, regresar al municipio y tener el honor de encabezar la autoridad”.

- Patrocinado -

Añadió que “he puesto en la mesa mi integridad y mi vida para que esos niños esos jóvenes no vivan más ese infierno que están viviendo, a las autoridades les hace falta vivir tantito lo que vive un desplazado”.

Lamentó que la disputa entre grupos criminales esté acabando con la economía local, porque “la ganadería ha caído de forma estrepitosa, hoy nos están dando el tiro de gracia, cientos de productores malbaratan su ganado, era el único sector que sostenía a este municipio y no tienen idea el daño que están causando”.

Informó que en la mejor época ganadera de Zirándaro, vendían al año unas 20 mil cabezas de ganado y ahora sólo son 5 mil cabezas. “Les pido a los habitantes que hay que regresar a nuestras comunidades a pesar del riesgo y la adversidad, tenemos que levantar nuestro municipio, insistiré con los niveles de gobierno para retomar la paz en el municipio”, señaló.

Informó que desde abril dejó de asistir a las reuniones semanales de la Mesa Regional de Seguridad en las instalaciones del 34 Batallón de Infantería, porque se hablaba de todo menos de seguridad, y por “los riesgos que implica mi traslado a esa zona”.

Sin embargo, Portillo Mendoza dijo que “voy a retomar esa actividad porque el gobierno federal ha accedido a la instalación de la Guardia Nacional en el municipio, proporcionarme seguridad y decirles en su cara que siempre reportan que no hay novedad, pero ha habido balaceras, hay desplazados y dicen que no hay novedad”.

A los grupos del crimen organizado “que se disputan el territorio”, el alcalde les dijo “que no trabajamos para nadie, no beneficiamos a nadie, el interés es que el municipio sea próspero y esté en paz; esta marcha es para decir basta al terror que estamos viviendo y les decimos a esos grupos que no somos parte de su guerra, no hay nada que puedan sacar a Zirándaro, solo queremos paz vivir en nuestro municipio”.

Un líder religioso del municipio, Miguel López, dijo que las familias están “pasando por una necesidad de haya paz y seguridad; por eso queremos ayuda, la necesitamos y es su deber de los gobernantes que nos las proporcionen”.

La supervisora escolar de este municipio, María Concepción Lugardo, aceptó que debido a los hechos de violencia hubo suspensión de labores, “no fueron los alumnos por la incertidumbre, el temor, la angustia, no hubo clases y fueron testigos de lo que acontece; no queremos más angustia, tenemos un rezago educativo por esos días que se perdieron, queremos vivir en paz y por eso estamos aquí”.

El presidente de la Asociación Ganadera de Zirándaro, René Duarte Ortuño, manifestó en su intervención que “para que un pueblo produzca y prospere debe tener paz; no puede producir, si nuestros gobiernos tienen otros datos y nosotros tenemos otros datos que ellos no tienen; ojalá se den una vuelta y vean, constante que hay gente desplazada”.

Indicó que luego de que denunciaron los hechos de violencia y el desplazamiento de personas, el gobierno estatal y federal decidieron enviar fuerzas de policiales y militares, pero “nosotros no pedimos que nos den dádivas, solo que nos den seguridad; es triste ver que el Ejército, la policía, vayan a arrear el ganado para venderlo y que lo trasladen”.

Dijo que el objetivo de la marcha era pedirle al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador Héctor Astudillo Flores “que no queremos caporales vestidos de militares y policías; no señor gobernador, no señor presidente, lo que les pedimos es que nos garanticen la seguridad”.

La marcha concluyó sin ningún incidente y convocaron a un concierto por la paz el 31 de diciembre próximo, además de lanzar un llamado a las autoridades a que se envíen elementos de seguridad y del Ejército suficientes para enfrentar a los grupos delincuenciales en este municipio colindante con Michoacán.

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -