23.3 C
Chilpancingo
lunes, 5 diciembre , 2022

Clausura de clínica “Marie Stopes”, debe ser permanente

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

* “Como iglesia católica, como cristianos, debemos seguir respetando, honrando y defendiendo la vida desde el primer instante, hasta la muerte natural”, dijo el prelado

Jesús Saavedra

- Patrocinado -

El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza dijo que espera que la clausura que hizo la Secretaría de Salud de la clínica “Marie Stopes”, sea de manera permanente y no de manera temporal, “debemos de honrar la vida y no el aborto, no el asesinato de nadie”, aseveró.
Rangel acudió a celebrar una homilía por el séptimo aniversario de la creación de la iglesia del tradicional barrio de Tequicorral y donde convocó a los feligreses católicos a defender la vida.
En julio pasado se instaló en esta capital la clínica “Marie Stopes”, que se dedica a brindar asesoría en materia de sexualidad e incluso a la interrupción legal del embarazo, lo que provocó que feligreses católicos se manifestaran en contra de sus servicios en Chilpancingo.
El prelado católico dijo que esa iglesia, “nosotros creemos, afirmamos que se debe respetar la vida, desde el primer instante de la concepción hasta la muerte natural, es nuestra creencia oficialmente”.
Les recordó por ello a los católicos a defender “el derecho sagrado de la vida, el derecho sagrado a vivir; una criatura es parte de la madre y el padre que lo procrearon, pero cuando se procrea una vida, es una vida distinta, con todos sus derechos. El derecho más sagrado que tiene una criatura es su derecho a vivir, ¿cuándo terminan mis derechos?, cuando inician los derechos de otra persona, no tengo derecho sobre una criatura, sobre un feto, es otra vida que tiene sus derechos y los tengo que respetar, porque tenemos un mandamiento que dice no matarás”.
Rangel Mendoza, consideró que se debe “respetar la vida y no atentar contra la vida, por ahí dicen las feministas que tienen derecho a decidir, sí, decide sobre tu vida, pero una vez que nace otra, esa vida tiene que decidir por sí mismo. Se podrán cortar una oreja, córtatela, pero te vas a ver fea; córtate la nariz, córtatela aunque no te veas bien y sí ese es tu cuerpo, pero lo otro es otro cuerpo distinto”.
“Como iglesia católica, como cristianos debemos seguir respetando, honrando y defendiendo la vida desde el primer instante de la concepción hasta la muerte natural”, agregó.
Recordó que en julio se abrió “una clínica abortiva, ya la habían abierto; primero practicaban el aborto en el mar y se les ocurrió abrir en Chilpancingo abrir una clínica abortiva; que bueno que muchos laicos protestaron y que bueno que cerraron, no sé si temporalmente esa clínica”.
Añadió que como obispo “no estamos de acuerdo en el aborto, como le quieran llamar, decimos sí a la vida en cualquier circunstancia que se encuentra y debemos honrar la vida que es de las cosas más hermosas que tenemos y que Dios nos ha regalado”, finalizó. 

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -