* Dicha acción afectó a miles de automovilistas en ambos sentidos

 

PEDRO PATRICIO

 

TECPAN.— Maestros y padres de alumnos que acuden a la escuela “Álvaro Obregón” de la comunidad de Tetitlán de este municipio, bloquearon la circulación sobre la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, a la altura del Cbtis 177, en exigencia al gobierno federal de la entrega de su nuevo plantel escolar.

Con piedras, palos y un carro atravesado sobre la cinta asfáltica, madres de familia con pancartas exigían al gobierno federal, a través del Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed), les haga entrega ya de las nuevas instalaciones.

Desde las 08:00 horas de ayer, alrededor de 80 manifestantes cerraron dicha vía, causando con esto largas filas de carros en ambos sentidos, y el malestar de quienes circulaban en ese momento.

En entrevista, la directora del plantel, María de los Ángeles Midueño Rumbo, dijo que la protesta obedecía a que el gobierno federal “no nos ha querido hacer entrega de las nuevas instalaciones, no sabemos las causas o motivos”.

La antigua escuela sufrió severos daños con el paso de las tormentas “Manuel” e “Ingrid”, y a través del Fonden se hizo la nueva a la salida del pueblo para mayor seguridad de los niños, pero ya han pasado más de dos y seguimos en el mismo plantel que es un peligro para quienes acudimos a nuestras labores cotidiana, porque ya no está apta”.

Dijo que en varias ocasiones han ido a Chilpancingo y la ciudad México, “y sólo nos dicen que ya el presupuesto se acabó y lo que le hace falta a la nueva escuela son pequeños detalles, porque ya tiene energía eléctrica y agua, mobiliario, pero nosotros queremos que venga una autoridad y nos haga entrega, porque en la vieja no podemos dar clases a los niños”.

En tanto, la presidenta de la sociedad de padres de familia, María de Jesús Sebastián Mendiola, dijo “de aquí no nos movernos hasta que el gobierno federal nos mande a una persona y nos haga entrega de las nuevas instalaciones, nuestros hijos no pueden seguir en el peligro constante de la escuela vieja”.

Agregaron que el jueves pasado tomaron las oficinas de la delegación regional de Servicios Educativos en la Costa Grande, “y nadie nos atendió, pusimos pancartas en el acceso principal, y de nada sirvió”.

“Por eso tomamos esa decisión de tomar la carretera, a sabiendas de que son vacaciones y estamos afectando a terceros, pero es lo que quiere el gobierno, por eso lo estamos haciendo, hasta que nos den una pronta solución, nos vamos a quitar”, sentenciaron.

Luego de cinco horas (a la una de la tarde) arribó al lugar del bloqueo el alcalde Leopoldo Soberanis Hernández, quien dialogó con los inconformes y llegaron a un acuerdo, primero que desbloquearon la carretera en ambos sentidos, y después dijo que había llegado a un acuerdo con el secretario de Gobierno, Florencio Salazar, para que el día 4 de abril, venga una comisión de México del Inifed y del IGIFE, para hacer una minuciosa y exhaustiva investigación de esta obra que quedo abandonada e inconclusas.

Los inconformes aceptaron las propuestas, y dejaron la situación en manos del primer edil.

A las 14:00 horas, todos los vehículos que estaban varados, cuya fila ya abarcaba varios kilómetros en ambos sentidos, pudieron pasar y todo volvió a la normalidad, pero con la advertencia de los inconformes de que si no vienen de México y Chilpancingo gente del Inifed e IGIFE, tomarán medidas más drásticas.

Después de retirarse totalmente el bloqueo, los maestros y padres inconformes, junto con el alcalde, se trasladaron a Tetitlán, en donde entraron a las nuevas instalaciones de la primaria, la cual recorrieron y vieron lo que está ya terminado y lo que hace falta.