27.7 C
Chilpancingo
lunes, 16 mayo , 2022

Guerrerense denunciará al gobierno de EU por tortura

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

* José Ramírez Pacheco, oriundo de Acahuizotla, asegura haber estado recluido injustamente por un delito que no cometió y afirma que fue torturado por cuatro años

 

- Patrocinado -

Bernardo Torres

 

José Ramírez Pacheco, ciudadano guerrerense originario de la comunidad de Acahuizotla, municipio de Chilpancingo, denunciará al gobierno de Estado Unidos de Norteamérica por haberlo recluido injustamente, asegura que fue torturado durante cuatro años.

- Patrocinado -

A finales del 2015, finalmente cumplió su condena tras haberse declarado culpable y de manera inmediata fue deportado, sin un sólo peso y con varios problemas de salud tras su cautiverio, por lo que ahora pide al gobierno mexicano y organizaciones de derechos humanos, apoyo para continuar su denuncia.

Don José Ramírez Pacheco llegó a EU en noviembre de 1999 en busca del “sueño americano” como ilegal, tras pasar por varios empleos, finalmente se consolidó como vender de comida a empresas y fábricas.

Vivía sólo acompañado de una hija de 10 años de edad, y tenía otro hijo en el estado de Nebraska.

- Patrocinado -

Fue detenido en febrero de 2012, acusado de haber violado a una niña de 9 años, quien era amiga de una de sus hijas en una escuela en el Condado de Cook County, en el estado americano de Illinois.

Relató ante los medios de comunicación que en un inicio no hubo denuncia y sólo fue notificado por teléfono a que se presentara a declarar ante la comisaría, a lo cual accedió pues dice “no tenía miedo, porque no había hecho nada de lo que se le acusaba”.

Al presentarse, le señalaron que estaba acusado del delito de violación en agravio de una menor, pero no había denuncia para que fuera detenido; sin embargo la fiscal encargada del caso ordenó su detención haciéndole firmar un documento y por no saber inglés al cien por ciento, no tuvo conocimiento de lo que firmaba.

Desde el inicio, dijo, fue presionado para que se declarara culpable, pero por no acceder el proceso se extendió hasta los 4 años, pero por la tortura y presiones recibidas no tuvo más opción que aceptar.

Durante su cautiverio, manifestó que mantuvo informada a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) a través de la embajada en Chicago, pero sólo se limitó a enviar solicitudes de información a las autoridades del gobierno de EU.

Además, en los cuatro años preso, fue movido a varios condados en el mismo estado donde sufría discriminación, tortura física y psicológica, perdió parte de la dentadura y sufrió lesiones en el hombro derecho, daños que constan en varias cartas de enviadas a la Secretaría de Relaciones Exteriores y ante Derechos Humanos de Illinois, de lo cual mostró documentos.

Al interior de los centros de reclusión dijo que nunca bajó la guardia y se declaró inocente, lo cual le molestaba a los guardias y le costaba constantes agresiones y denunciaba cualquier anomalía al interior del penal, en contra de otros internos y connacionales, que trataba de hacer llegar a los medios mediante cartas, pero nunca llegaban a su destino. Dijo haber presenciado cómo un joven originario del estado de Oaxaca, fue torturado y asesinado…

Sin embargo ninguna de las denuncias que realizó tuvo éxito, y solo recibía amenazas en hojas de papel como una que exhibió que dice le dejaron en su celda; “Si hablas, eres hombre muerto”.

Relató que todo este tiempo no tuvo comunicación con su familia, sólo a través de cartas que en muchas ocasiones no se enviaban, por el cerco que se le había impuesto, al considerarlo “activista”.

Ahora, tras su experiencia, dice solo tener coraje en contra del gobierno “gringo”, contra quien iniciará una serie de acciones legales para ser indemnizado conforme a las leyes.

De inicio ha acudido a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que se inicie el proceso para demandas al gobierno por tortura y por los cuatro años de prisión siendo inocente.

Espera en menos de dos años haya resultados o de lo contrario dice es capaz de buscar la justicia por su propia mano; “Yo busqué un acto de justicia, ahora haré justicia con un acto de valentía”. (API)

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -