18.4 C
Chilpancingo
lunes, 16 mayo , 2022

MIRADOR – ALT

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

 

ALT

- Patrocinado -

 

OTRO ROUND… Los días aciagos no terminan para el gobierno de Evodio Velázquez Aguirre. A más de cinco meses y medio del inicio de su administración, ha tenido que aguantar una embestida, que parece no darle tregua. Los problemas que enfrenta desde el primer día de su mandato, parecen no tener fin.

Además de los asesinatos de jefes policiacos, amenazas de bomba en Palacio Municipal y la guerra sucia de Movimiento Ciudadano, esta semana el tema que circuló en los pasillos del palacio municipal fue el comentario hecho en redes sociales del exdiputado federal y local, Rubén Figueroa Smutny, a quien Evodio llamó en algún momento “chompiritas”.

- Patrocinado -

Sin dar los motivos de su rompimiento con el alcalde Evodio Velázquez, el junior Figueroa texteó: “El puerto de Acapulco está inmerso en una escalada de violencia atípica y que tiene una sola explicación: El alcalde Evodio Velázquez vendió la plaza a uno de los principales delincuentes que operan en el puerto y les entregó posiciones en el Ayuntamiento, como consecuencia natural ya perdió el control de mando de la policía municipal y los operativos cuando los hacen son light, para la foto, pero no se resuelve nada”.

Luego vino lo más fuerte: “Desgraciadamente Evodio prefirió tener $ en la bolsa en lugar de la responsabilidad de brindar seguridad a los acapulqueños”.

A pesar de las acusaciones, los comentarios del diputado no generaron sorpresa en los círculos políticos, donde se conoce que ya anteriormente acusó de narco alcalde a Manuel Añorve Baños y al exgobernador Ángel Aguirre lo llamó “Aguikiller”, responsabilizándolo del asesinato de dos normalistas en 2011.

- Patrocinado -

Como hizo ante los ataques del diputado de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía, cuando lo acusó de oponerse al Mando Único por tener, dijo, nexos con la delincuencia organizada, el alcalde acapulqueño sólo respondió que “no caeré en provocaciones”.

“No voy a caer en provocaciones, sé del actuar del exdiputado Rubén Figueroa, no creo que merezca más opinión, considero que el tema es serio, soy presidente municipal de todos los Acapulqueños y voy a seguir trabajando; no voy a caer en provocación de nadie y menos servir de trampolín para buscar proyectores”, señaló Velázquez Aguirre.

Este domingo, nuevamente le asestan otro señalamiento a su gobierno, ahora contra el encargado de Seguridad Pública, Manuel Flores Sonduk, a quien durante la mañana le dejaron una corona de flores con la leyenda: “Manuel Flores Sonduk, descansa en paz”.

El presidente municipal respondió horas más tarde que las amenazas contra su encargado de Seguridad Pública, son “represalias de grupos fácticos” porque se están haciendo bien las cosas en su gobierno.

“Lógicamente debe de haber resistencia de poderes facticos que de ninguna manera deben ganar a lo que se está haciendo”, dijo Evodio Velázquez.

Aunado a todo lo anterior, la escalada de violencia que se vive todos los días en Acapulco está generando casos que reflejan el grado de daño que está generando este ambiente en la sociedad, como el asesinato del que se acusa a un jovencito, que supuestamente mató a su novia y quiso aparentar que se trataba de un crimen relacionado con la delincuencia organizada.

Ante la andanada que ha tenido que sortear, el alcalde Evodio Velázquez ha señalado que seguirá trabajando y que pese a los ataques que reciba, no lo van a detener.

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -