18 C
Chilpancingo
miércoles, 6 julio , 2022

Lectura Política / Noé Mondragón

Te recomendamos

- PUBLICIDAD -

 

Mensajes de la delincuencia

- Patrocinado -

 

Noé Mondragón

 

- Patrocinado -

Los mensajes no están para desdeñarse. Porque si algo es real y tangible, es que la ola de violencia arreció tras la toma de protesta de Héctor Astudillo Flores, como gobernador del estado. Como si desde la oscuridad se pretendiera comenzar a golpear a la incipiente administración estatal tricolor. Con crímenes, secuestros y avisos que llevan mensajes implícitos. Hay asuntos que de plano, no pueden dejar de leerse en la actual y caliente coyuntura.

CRIMEN, SECUESTRO Y MANTAS.- En los últimos días, los eventos violentos se incrementaron notablemente. Y los avisos contra otros personajes ligados a la actividad política, prometen seguirla incrementando. Es cuestión de atar los cabos: 1.- En el municipio de San Miguel Totolapan, región Tierra Caliente, asesinaron la noche del pasado lunes, al regidor perredista de Obras Públicas, Roberto García García. Y el crimen se convirtió de golpe, en un hecho político. De entrada, en el primer evento de alto impacto para la administración estatal que inicia. Porque ciertamente, hace algunos días –el 10 de octubre— también asesinaron a otro regidor en el municipio de Acapulco, pero de extracción priísta: Jesús de la O Gallardo. Sin embargo, Héctor Astudillo no tomaba protesta aun como gobernador. Por eso, el crimen de Roberto García imbricó al nuevo gobierno. Y se dio en un contexto perturbador. Es decir, dos días después de que el ex candidato priísta perdedor a la alcaldía por aquel mismo municipio, Jaime Nicolás Veledíaz, fuera secuestrado por un comando de hombres armados. Y hasta la fecha no se sabe nada de su paradero. Se lee como si la delincuencia organizada quisiera mandar mensajes siniestros por ese extremo territorial de la Tierra Caliente. Como sea, el homicidio del regidor perredista se convirtió en el primer crimen político del sexenio. 2.- En una narcomanta aparecida el pasado domingo en un puente que se localiza muy cerca de la Fiscalía General del Estado, se menciona y amenaza al empresario y ex contendiente a la alcaldía capitalina por el partido Movimiento Ciudadano (MC), Pioquinto Damián Huato. “El color más fuerte regresa, perros traicioneros, mordieron la mano que les dio de comer”, decía textual. Y señalaba entre otros, al empresario y ex dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local. El coordinador estatal del MC, Adrián Wences Carrasco, aseguró que el empresario “estaba preocupado” y que este jueves fijaría una postura al respecto. Polémico en todo momento, Damián Huato hizo señalamientos contra el ex edil de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, que nunca estuvieron respaldados por la fuerza de las pruebas concretas. Y para meterle más leña a la hoguera, se autoexilió dos meses de la ciudad capital tras sufrir un atentado a balazos a fines de enero de 2014, el que perdió la vida su nuera, Laura Rosas Brito. Hoy, Pioquinto Damián es vinculado a través de esa narcomanta, con algún grupo u organización criminal. Como para que las cosas no se salgan de la espiral del narcopoder. Lo curioso del caso es que Mario Moreno ya no es autoridad municipal. Entonces: ¿A quién señalará ahora de estarlo hostigando? ¿Acaso al actual edil priísta de la capital, Marco Antonio Leyva Mena? ¿O quizá, al propio gobernador Héctor Astudillo? ¿Por qué no amenaza ahora con “meter a la policía comunitaria a Chilpancingo, les guste o no les guste”? Sin embargo y desde donde se le vea, es un evento que le mete mucho ruido no solo a las autoridades, sino a la descompuesta seguridad pública que también se ha incrementado drásticamente en la ciudad capital. Son advertencias que podrían traer aparejada más violencia.  Además, Pioquinto Damián tiene la oportunidad otra vez, de acaparar los reflectores mediáticos. Y será interesante observar esta vez, contra qué personajes del poder decide romper lanzas.

HOJEADAS DE PÁGINAS…Otro de los actores políticos que también busca con denuedo, meter a su gente como titular de la Fiscalía Estatal, es el diputado local figueroísta, Héctor Vicario Castrejón. Está entusiasmado por el virtual arribo de Robespierre Robles Hurtado –hijo del también extinto figueroísta Rubén Robles Catalán—, como virtual magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia. Pero Vicario arrastra con algunos pesados lastres. Y no se le da con éxito, la operación política. Su experiencia y sus años en la política local, le han servido de muy poco en este sentido.

- Patrocinado -

 

 

 

- PUBLICIDAD -

Últimas Noticias

- PUBLICIDAD -

Te puede interesar...

- PUBLICIDAD -